.CARTA A MIS PRIMEROS LECTORES

.
19 de mayo de 2017.

Afables lectores:
.
No hace falta decir que todos los jóvenes poseemos una grata ingenuidad en nuestras ilusiones que, con el tiempo, modelan nuestro porvenir y nuestra vida, ¿pues quién no ha tenido sueños cuando es un niño? Todo el mundo ha conservado esa esencia de imaginar que lo que quiere llegará algún día… Y para ello uno mismo debe empezar a recorrer sus objetivos mediante sus primeros pasos ─razón por la cual ahora he decidido intentarlo─. Con este blog, que denota el nombre de mi estructura poética favorita, adquiero finalmente un espacio de expresión personal y, a la vez, de divulgación de mis escritos.

Cartas sobre el soneto. Soneto. Sonetos. Comencé a escribir a los dieciséis años, y en esos días no paraba ni un instante porque apenas terminaba un escrito, iniciaba otro y otro más, según la inspiración que me iba surgiendo. Eso fue agradable y extraordinario, y con decir “agradable” y “extraordinario”, recalco el significado pleno de ambas palabras, ya que pocas personas advierten que, cuando realizan algo bien aprendido en su vida, han acogido también una gama de emociones que las acompañará por una eternidad… He adquirido ciertas facultades respecto al mundo literario: todas mis ideas son originales y propias, inéditas en muchos casos.
.
Formar mi pensamiento con las letras me tiene entusiasmado y orgulloso, pero no orgulloso de mí, sino de lo que he creado, pues el escritor no pretende otro fin que el de presentar sus obras para que sean vistas y leídas, y ya vistas y leídas, ganan un valor y permanecen para siempre. Dispongo de un número considerable de textos literarios: algunos he guardado y, otros, perdido; sin embargo, en cuentaunsoneto subiré cada vez que sea posible tanto mis composiciones iniciales como las recientes.
.
Estoy un poco obsesionado con el soneto ─quienes me conocen, lo saben─ o quizá lo estoy bastante, de singular modo, y todo empezó con mi primer contacto con esta estructura: me causó una inquietud y atracción inexplicables. Al principio supuse que se trataba tan sólo de un poema como los otros leídos en la escuela, pero, al buscar más sonetos ─sin conocer qué eran en verdad, todas sus características─, me quedé atrapado en esos sentimientos y expresiones. Después de un tiempo quise componerlos, y logré muchos: en un día realizaba hasta tres ─en menos de quince minutos─, aunque, claro está, muy mal hechos, por mantener simplemente una rima asonante con distribución variable, ordenada en las cuatro estrofas, y, una medida asimétrica. Hoy sigo construyéndolos, pero no a menudo, porque queriendo obtener uno a diario y perfecto, no encuentro el momento ni el lugar indicados; no obstante, trato de elaborarlos sin distracción.
.
La poesía actual promueve que el soneto se pierda poco a poco entre la afición de poetas incipientes, pero esta estructura, que ha sido fuerte y firme, conserva una presencia respetable y, aunque suela disminuir en este siglo, siempre habrá quienes la retomen tal y como se instauró en la antigüedad. Yo retomo y sigo el soneto aún mil veces más que otro poema, aún mil veces más que otra obra literaria. Por eso quiero exhortarlos a que lean mis sonetos y, también, a que ustedes mismos los realicen. Nunca los abandonen y volvamos a posicionarlos otra vez al apogeo que tuvieron… Yo en realidad deseo alcanzar eso, devolverles ese brillo peculiar, pero no puedo solo, necesito su ayuda. Mientras tanto jamás dejaré de escribir sonetos, pase lo que pase, porque…

.
Aunque escurra la arena de mis versos
sean rumores o parezcan leños
y rocen con las piedras en los suelos
aún así de nuevo haré un soneto.
.
Aunque rudeza den a lo que invento
malogren lo que escribo o lo que creo:
¡Penen mis poemas, toquen como eco
que yo de nuevo nuevo haré un soneto!
.
Aunque me eleve leve en el viento
y suba hacia las nubes de lo incierto
más aún de nuevo haré un soneto.
.
Aunque porque con viejas manos tiento
según me calmen dándome veneno:
¡pero de nuevo nuevo haré un soneto!

.
Esta carta resulta insuficiente para expresarme en relación con este poema, así que tendré que redactar otras al respecto, luego, con calma. Por ahora les propongo la tarea de ver más allá de la poesía y que se animen a descubrir en ella todo cuanto pasa en la vida… Y cuando lean un soneto, no lo revisen con indiferencia, sino con la misma profundidad respetuosa que merece el arte de cualquier persona, y reflexiónenlo, que, más que una simple composición, es una fuente de conocimiento…
.
En fin, Primeros Lectores, los invito con gran alborozo a revisar sin parar todas mis creaciones literarias contenidas en esta página. Espero sus visitas y su apoyo. Hay varias secciones, así que explórenlas una por una… Inspecciónenlas con sentido crítico y, a la par, con humanismo, teniendo como objeto no sólo entender, sino sentir cualquiera de mis escritos…

.
Posdata:
.
Organicemos un pequeño grupo de sonetistas comprometidos. Mi intención es retomar el soneto al ingenio antiguo…
.
En los sonetos se percibe una longeva existencia desde los poetas clásicos: nunca caducan y, en la memoria de la gente, quedan reguardados.
.

.
¡Bienvenidos!

Osfelip (Sonetillo)

Hacer un soneto nuevamente, cuentaunsoneto.
Cuentaunsoneto: ¡sonetos otra vez!