NO IMPORTA EL DESTINO

NO IMPORTA EL DESTINO

No tiemblo ante los hados más oscuros
desde que tengo, al verme junto a ti,
una fuerza excitante atrás de mí
que rompe y atraviesa incluso muros.

Que enhebren sus tejidos, inseguros,
que, aunque excedan los males que viví
desde el primer momento en que nací,
me aferraré a llevarte en mis futuros…

Aléjame del Hado, y de sus vicios,
que valgo más que transitoria salva;
poseo más que piel, es una valva.

Formo parte de todo cuanto es tuyo:
con tu presencia no le temo o huyo
ni, mucho menos, lloro sus resquicios.

Osfelip  Bazant

Anuncio publicitario

NO ESCUCHES…

NO ESCUCHES…

Sólo acércate y déjame a tu lado,
no escuches a los vientos mentirosos
que hasta en lo más profundo de los pozos
meten cizaña en el callado estrado.

Los cierzos juegan con el aire airado:
mueven las hojas a su gusto, sosos…
y pronto, a raudales, sus destrozos
causan un mal cardiaco al más osado.

Que digan lo que digan, ¿y qué importan?
Ignóralos en todos sus acentos
que van y vienen sin remordimientos.

Que tu memoria no les haga caso,
porque les quede al último su ocaso,
y si no mueren, su veneno acortan.

Osfelip Bazant

AMOR BUSCADO

AMOR BUSCADO

Quién me dijera del amor que indago,
de ese amor que uno sueña y nunca halla;
pero hay quienes no quïeren y captan
amor que no merecen a su lado.

Ah, qué razón cautiva ecos y clavos
a mis prisas de amar que me rematan…
Ah, qué razón me quiebra como vara
cuando controla y oculta lo que amo.

Hay un amor eterno en cada casa,
así como también uno que engaña…
Quiero el amor que me ame hasta que muera...

Quién supiera imitar lo que deseo,
no amar como los otros, no interesa:
¡Ay amor, yo te busco y no te encuentro!

Osfelip Bazant

POR TI VIVO

POR TI VIVO…

Qué interesan la burla y el engaño
si estás presente en mis avances,
si estás hablándome con risa grande;
qué interesan mis dudas y mis fallos.

Qué bien me pone verme a tu lado,
si vienes a mi casa por las tardes,
si tú me amas con amor de antes;
qué bien se siente, tengo fe y cuidado.

Qué interesa si vivo en verde prado,
si ni aparento lujo ni diamante,
si no me pongo seda sino harapos…

Qué bien me pone diario cortejarte,
si te miro y me miras, con agrado;
no quiero de la vida retirarme…

Osfelip Bazant

CON TU AMOR

CON TU AMOR

Aspirando tu voz con mis oídos
cuando a la grácil luz apareciste,
cual nota de cien cantos apacibles
sentí canarios silbando en sus nidos.

Reflejando tus ojos con los míos,
cuando ante ti triscó mi corazón,
y manos en las nubes miré yo
que dábanme ilusión a los sentidos.

Creyendo en mi pensar un loco ardor,
que ocurría por el aire en mil voces,
que idilio fue supuse entre tú y yo.

Yendo entre los senderos de loores
y tiempos que cayeron en fulgores,
pasábamos besándonos los dos…

Osfelip Bazant

IDILIO

IDILIO

Que mi silencio, amor, te hable al oído,
que diga cuánto te amo, quiero, adoro…
y que la luz deslumbre como el oro
y que se alcancen sueños de un soplido.

Amor, que sea alegre el triste aullido,
que a rosas canten aves, en un coro…
y cuidemos los dos como un tesoro
este amor que nos dio gentil Cupido.

¡Ay, amor, me percibo ilusionado!
De grano en grano, en el erial, sembremos:
mil llantos, cien suspiros, diez sonrisas.

¡Ay, amor, me percibo enamorado!
Volvamos de la mano y colectemos:
mil abrazos, cien besos, diez caricias.

Osfelip Bazant

Versión viable
(cambiar «ilusionado» por ilusionada, y «enamorado» por «enamorada»)