MI RAZÓN DE AMAR

MI RAZÓN DE AMAR

Tú dejas el ensueño en mi memoria,
la razón que me lleva al buen vivir,
y dejas que también, sin mi sufrir,
permanezcan las huellas de mi historia.

¿Podrá ya alguna vez mi mente sola
borrar las marcas de este frenesí
en que me encierro? Yo no doy sin ti
ningún saludo de mirada o un “hola”.

Tú le enseñas acciones a mi cuerpo,
haces de regocijos mi anticuerpo,
brío en membrana de mi propio ser…

Que mis neuronas, por ti ilusionadas,
sumen pulsos de amor a sus entradas…
¡Para con tu mismo amor responder!

Osfelip Bazant

(versión final)

Anuncio publicitario

¿QUIERES ANDAR CONMIGO?

¡ANDA CONMIGO!

Eres en cada instante en mi memoria
imagen que me anima, me enloquece;
eres llama que luego que aparece,
me alumbra aguda, rápida, ilusoria.

Ya no me engaño: esencia transitoria
no es más ni mucho menos se parece
a la obsesión que ahora me establece
a dar vueltas por ti, como la noria.

Mi sentimiento es mucho más que esto:
afán, que muere por estar contigo,
aunque  fiel, cálido, leal, honesto…

Y, con querer, con toda el alma digo,
en silencio, entre ruidos, pero presto:
¡Aceptas, por amor, andar conmigo!

Osfelip Bazant

SIEMPRE TE PIENSO

SIEMPRE TE PIENSO

O En mi mente andas todas las mañanas:
al ver el coro del canario en la flor,
al rocío del alba, al tic-tac del sol,
porque mi espíritu te adora, te ama…

Ya mis labios sin razón te extrañan:
en el leve silencio, en el fragor,
en mi dulce alegría o, bien, dolor;
con suspiros, de vez en vez, te llaman.

A plena ligereza o a pleno tedio,
al llanto de los grillos o del cielo…
Y no existe, en el mundo, algún remedio

que pueda despojarme de este idilio,
porque yo, amor, sin límites te pienso:
en mi vida, en mi sueño, en mi delirio.

Osfelip Bazant

SI VINIERAS

SI VINIERAS

Cada escena de mi vida para ti
si tú vinieras para verme aquí…
Y si me amaras con luz suave y pura,
haría de mi hogar el alma tuya…

Amor que estás, tal vez, en otra tierra,
ven y llévame allá por vez primera,
que en este mundo no estoy feliz,
que en este mundo no sé vivir.

Hay muchas situaciones que me engañan,
hay tantos males sin estar contigo,
hay, también, amores que no se aman.

Mas si estuvieras, tú, aquí, conmigo,
sus mentiras seríanme verdades,
la muerte vida, y mis sueños, rëalidades.

Osfelip Bazant