Sonetos a la democracia

Sonetocracia

I
VOTANTE,
di, qué más vale: ¿el oro o el pensamiento
a la hora de elegir un candidato?
¿El más fuerte, el más justo, el más sensato,
o el que, de voz en voz, te trae el viento?


¿O el que en sus actos muestra rendimiento
o quien te entrega polvo y arrebato?
¿Y en su apariencia? ¿lujo o gran recato?
¿Y en actitud? ¿frialdad o sentimiento?

Porque, primero, el informarte un rato
vale más verlo vuelto en tu contento
de que en tu casa hay más de un zapato


y no falta ni un día el alimento…
¡Porque en tu juicio, voto y alegato,
está el futuro que huye al sufrimiento!

II

SOCIEDAD,
nunca reniegues de tus propios hijos:
¡Que es anciano!, ¡que es joven!, ¡indigente!…
Mas, también, forman parte de tu gente
y sus valores, largos y prolijos…

Todos son tuyos, pero no tan fijos
o tan clavados en tu tierra o ambiente,
tal cual los que se fueron de repente
por no encontrar en ti óptimos cobijos…

Pero si a  cada uno tenerlo, verlo,
quieres en todos tus asuntos, juntos,
dales la mano que ellos necesitan…

Y notarás que el ejercerlo, serlo,
te enriquece tras tus difuntos puntos
sin que tus malos pasos se repitan…


III

GOBERNANTE,
si al principio te abunda el argumento
de andar, de gente en gente, con buen trato,
desde el monte hasta la urbe, siempre grato,
por conseguirte más apoyo, aliento,


¿por qué no te domina entendimiento
a la hora de ejercerles tu mandato,
como si sólo fueras un novato
que, si no aprende, pierde su talento?…


¡Que de victoria se hable en tu relato
de obtener casi todo al cien por ciento
y acabar, paso a paso, tu contrato!…


Que si no, el súbdito, en cualquier momento,
tendrá el derecho, o el mismo desacato,
de echarte fuera por incumplimiento…







Un pensamiento en “Sonetos a la democracia

  1. DEMOCRACIA DEL GOBERNANTE
    Soneto Epopeya,

    –o—
    .
    NI con promesas el pueblo vislumbre
    Con desprecio a su raza campesina
    al inocente granjero asesina,
    así Nuestro Pabellón se va a la lumbre.
    .
    CORRUPTO es insoportable toxina
    Congreso aferrado a la podredumbre
    donde la inmoralidad es costumbre,
    virus, que la sociedad no elimina.
    .
    NI los poderosos que visten galas
    vende-patrias, sonrientes cantan HIMNO
    y testimonian sus costumbres malas.
    .
    LADRÓN que tergiversa con cinismo
    falsa verdad e impunidad señalas,
    lento… cavando así tu propio abismo …

    ADENDA ESPINELA
    No soy el comediógrafo, ni critico moral
    de escuelas sin maestros, de niños en ayunas
    de anciano, campesino, no importan sus hambrunas
    ¡De enfermos no hablaré! Quedan sin hospital.
    La Procuraduría protege al criminal
    defiende al delincuente descuida al ciudadano
    y hay de aquel habitante, pues defenderse es vano,
    fueron promesas, hojas, que se las llevó el viento
    del cínico goliardo títere e instrumento
    mis versos son el vino bendito y muy cristiano. –

    Dr. Rafael Merida Cruz-Lascano
    Ambassadeur de la Paix.
    cercle universel des ambassadeurs de la paix France/Suisse. https://ww.cuap.fr
    Homme de maïs, 2009, Guatemala C. A.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.